La Bandera y la Bermuda.

No photo description available.

La Bandera y la Bermuda.
“Pssst, pssst, pssst”, con el sol a mis espaldas veo a mi vecino Walt que me está llamando: “George, tengo algo que te va a interesar”.
Walt es un tipo como esa canción de Johny Cash: Solitary Man. Es un pana unos años mayor que yo, vive solo, siempre desarreglado, flaco, sin franela y sin afeitar y ahora con muletas debido a una operación en las caderas. Si hay una palabra que describa a este personaje es “Hippie” …si, es un Hippie viejo de la época de Woodstock, que huele a yerba y que a cualquier hora pone a sonar el buen Rock en su casa.
Entra en su morada y sale con dificultad con unos pantalones que me dejan con la boca abierta. 
Son unos bermudas, bastante sucios, American Eagle, talla 33, donde en la parte frontal izquierda está cocida la bandera de 8 estrellas de Venezuela (no siete).Los había conseguido en una tienda llamada Goodwill, que queda a tres cuadras de nuestra nueva casa, y que recibe donaciones como ropa, muebles y otros enseres usados que luego los venden y cuyos ingresos van a fines benéficos. Esta prenda me ha dejado como anonadado y meditabundo y me pregunto: “quién habrá sido el compatriota que dio estos sucios pantalones a esta tienda de caridad ?”. La bermuda me da igual, pero encontrar la bandera sucia, cocida a unos pantalones mugrientos y de paso mezclada con ropa usada y alguna de ella bastante deteriorada a Dólar la pieza, me da un mal sabor en la boca.
Todo este episodio de la bandera me recordó mis años en la primaria con las clases de cívica y los símbolos patrios, cuando comenzábamos el día haciendo la fila india cantando a todo pulmón el Himno Nacional. Por cierto de chamo tenía una voz tan alta, un falsete que opacaba a todas las niñas del colegio, seguro que si me hubieran oído los productores de la película “The Sound of Music”,me hubieran contratado como uno de los hijos del Capitán Von Trapp. En todo caso, la directora siempre me situaba delante para entonar y dar fuerza al “Gloria al Bravo Pueblo”.
Y así es queridos amigos, que agradable es ver a Juan Gerardo Guaidó de camisa blanca, corbata y palto….haciendo honor a su cargo y no utilizando nuestros símbolos en gorras, franelas y chaquetas (como las esgrimidas por la Orquesta Juvenil).
Mi bandera siempre ha estado muy alta, como dice esta extraordinaria canción de Bob Dylan “Blowing in the Wind”:
♪♫The answer, my friend, is blowin’ in the wind
The answer is blowin’ in the wind♫
Un saludo
YUra
YUrassiclas Marzo 2019

Share
This entry was posted in Boca Raton, Caracas, El Avila, Historias, cuentos, Venezuela. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Protected by WP Anti Spam