El elegido. Un relato de Navidad.

Image result for nacimiento de navidad

Estimados amigos

Siempre en esta temporada decembrina con su intenso cielo azul, me transporta a esa nebulosa de vivencias y sentimientos que parecen de una vida anterior, como dice la letra de una canción de Deep Purple:

♪♫ Can you remember, remember my past…

I am returning the echo of a point in time…♫

Y este “eco” me hace regresar a un momento aflictivo de mi infancia, quizás por la situación desalentadora que viven mis familiares y amigos en Venezuela.

Resulta que cuando era muy chamo, mi madre me llevaba a la vieja sede del San Juan de Dios, un hospital de niños, inmaculado, con muchas monjas y en donde se exhibía detrás de un cristal un pesebre que para esa época de los sesenta era grandioso. Aparecía la estrella de Belén y se hacía de noche y de día como por arte de magia. A pesar de sentirme incomodo por la presencia de estas religiosas etéreas, novias de Jesús, vestidas de color pardo, me quedaba prendado boquiabierto contemplando el movimiento del ciclo del tiempo de la Natividad, una y otra vez más.

En mis manos llevaba un juguete bien envuelto por mi madre.  Uno solo. Pesaba un montón en mi conciencia de seis añero, como esa famosa canción de Quen: Under Pressure

♪♫Um bu bu bum da de

Under pressure

pushing down on me♪

Cuando mi mamá lograba separarme de los tres reyes magos de la vitrina, seguíamos por el pasillo y entrabamos a una sala repleta con camas de hierro verde y en cada una acostado un niño enfermo. La mayoría sufría de polio, ya que los casos de poliomielitis y malformaciones ortopédicas, era todavía un problema frecuente en esa época.

Al entrar, todos los pequeños fijaban su vista con ilusión hacia ese regalo en mis manos. Era mi obligación entregar este humilde obsequio a uno de ellos. Para mí era una verdadera tortura, designar a uno y descartar a los otros diez.

Claro está, siempre escogía al más descoñetadito, paralizado en su cama con tubos de oxígeno, que ni cuenta se daba que había sido el favorecido.

Pensaba que así recibiría el perdón de los restantes jodidos diez.

Todavía hoy me pregunto cuál sería el objetivo de mi madre con estas visitas:

acercarme a la religión y acompañarla con más frecuencia a la Iglesia con la cual sentía poca afinidad?,

tal vez exponerme a sus pesadillas vividas durante la guerra haciéndome ver a estos tullidos,

o simplemente abrir mi corazón hacia la compasión y piedad.

Pero en el fondo creo, tras escribir las diferentes posibilidades de más arriba, como en los exámenes de “múltiple choice”, la respuesta correcta seria: “ninguna de estas”.

Conociendo la sencillez de mi madre, pienso que ella lo que quería era admirar ese magnífico y hermoso Nacimiento.

Feliz navidad amigos míos y lo mejor para ustedes

 

Betzy & Jorge

YUrassiclas. Dic 2017.

 

Share
This entry was posted in Historias, cuentos, Musica, Navidad, Uncategorized, Venezuela. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Protected by WP Anti Spam