El Milagro

Estimados @amigos

 En nuestra primera cena navideña de este año, estacionando frente a la casa de unos buenos amigos venezolanos, mientras sonaba por las cornetas de mi carro, esta complicada pieza: “It’s a miracle” de Roger Waters que requiere de mucha concentración para poder comprender y apreciarla:

♪♫ Miraculous you call it babe

You ain’t seen nothing yet

They’ve got Pepsi in the Andes

and McDonald’s in Tibet ♪

cuando de repente escucho una algarabía, y solo logro entender:

“es un milagro….es un milagro.”

Resulta, que unos invitados conocidos por su impuntualidad, habían llegado unos segundos antes que nosotros, y los anfitriones, muertos de risa, no salían de su estupor. Solo faltaba para completar esta escena esa tremenda canción de los Darts: Ahora es tarde:

♪♫ No sé cómo pudo ser

no sé qué pudo pasar

que siendo tú toda la vida…♪♫…tan impuntual ..

“Milagro”, la palabra me acompaño durante las exquisitas hallacas de Lulo y su pan de jamón.

Ahora, amigos míos, tengo que reconocer que más milagroso resultó ver la ciudad de Hamburgo en 1976, caminando por la “Reeperbahn”, ese sector rojo, no rojo rojito, sino rojo de letreros eróticos, lugares oscuros con sótanos llenos de humo de cigarrillo y olor a cerveza, en donde al fondo se escuchaba una banda con la famosa y energética melodía de los Beatles: ♪Komn gib mir Deine Hand♫ (I wanna hold your hand). Seguro que en honor a este grupo que durante 1960 al 63 practicó y dio conciertos en las “kneipen” (bares) de esa misma zona. Más que sentir ese ambiente sexual y de bonche lo que se percibía era una ciudad pujante y vibrante que te envolvía.

Igual, en 1990, en Berlín, justo después de la caída del muro, me sorprendió ver las ruinas o lo poco que quedó de la iglesia luterana “Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche”, después de los bombardeos de la II guerra mundial, ahora rodeada de enormes y modernos edificios. Un contraste realmente milagroso.

Estos escombros, representan un símbolo de metamorfosis, en una ciudad que después de una difícil reunificación volvería ser la capital de Alemania.

Y de repente: ♫ Como quien se vuelve loco, y confunde su pasado y su presente♪ como bien lo expresa Aldemaro Romero en su magnífica composición: “De repente,” siempre me ha llamado la atención de como lograron esta ruptura con el pasado y transformar en tan corto tiempo un país destruido, en lo que se conoce en todo el mundo como el Milagro Alemán.

Aunque nos consideramos agnósticos y no creemos en “Milagros”, estos diferentes recuerdos de las vacaciones por esa Alemania “caminaron los caminos de mi mente, le quitaron las arrugas a mi frente y sembraron la sonrisa en mi dolor”* anhelando que este milagro llegue a suceder en nuestra recordada y amada Venezuela.

Y con este cuento lleno de milagros, queridos amigos, solo nos queda desearles una muy feliz Navidad y un próspero año 2016.

 Betzy y YUra

 Letra de De repente ( Aldemaro Romero )

 Yurassiclas Diciembre 2015

Share
This entry was posted in Caracas, Historias, cuentos, Musica, Navidad, Venezuela. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Protected by WP Anti Spam