Los Israelitas

Estimados @amigos

 En el Yurassiclas anterior,  comencé con la  carpeta Oslo y de allí me fui por otros largos caminos de la vida, y no les comente el contenido.

Al abrir esta carpeta Oslo y ver esas hojas o cartas amarillas, como esa canción de Nino Bravo, que decía: “y mis brazos vacíos se cerraban aferrándose a la nada intentando detener mi juventud”, un chorro de recuerdos me golpearon. Estas frágiles páginas fueron tipeadas de muchacho en una máquina de escribir Remington,  la eléctrica Olivetti  llego luego.

Las páginas, las escribí  para una amiga de mi familia, que tenía un programa en la Radio Nacional de Venezuela. El programa radial se llamaba “Los Grandes y sus Anécdotas”.  Me pagaban 30 Bolos por hoja o programa. No había dificultad en escribir esas pocas líneas, ya que este micro de cinco minutos, dedicaba un minuto a la introducción, un minuto en la despedida, un minuto para publicidad y el resto para la anécdota en sí, así que con las pausas y con un poco de música se podía hacer un bonito programa con muy pocas líneas.El problema era encontrar la anécdota.

En aquella época, mediados de los 70, me iba a la Biblioteca Nacional por allá al final de la Av. Panteón, a buscar en libros y enciclopedias. Así  mismo me acercaba a Don Disco en Chacaíto, al Rincón Musical y revisaba todas las caratulas de los discos sobre todo las de Deutsche Grammofon y Philips, ya que siempre tenian alguna descripción del autor o del compositor. Finalmente encontré la fuente inagotable en la Biblioteca de la Embajada de los EEUU, ya que ellos tenían las famosas Selecciones o como las llaman aquí Readers Digest, las cuales hoy en día ya no se pueden leer por el exceso de publicidad entre el Viagra y el Lipitor.

Esta amiga artista, locutora y productora de los “Grandes y sus Anécdotas” , Lucia Ricos, tuvo bastante éxito en la televisión como “Veneranda”,  pareja del gran humorista, locutor y actor Peruche Conde que hacia el papel de Don Goyo Repollo.

Ella y sus progenitores eran de origen Ruso, alquilaban a mis padres un pequeño apartamento en la Carlota, exactamente frente a unos terrenos vacíos que luego se convirtieron en la Casona. Posteriormente nos mudamos a los Palos Grandes, frente a lo que es hoy en día  el Centro Plaza. De muchachos íbamos a jugar a ese terreno, por cierto tenía un manantial que brotaba agua fresca..a lo mejor era una tubería rota del Inos …pero voy a dejar que el agua corra libre como un manantial de corazón, bella canción y uno de los primeros éxitos de Yordano de 1985.

Algunos de estos micros los grabábamos en estudios independientes, recuerdo uno que quedaba en “Sociedad a Traposos”, en el Edificio Zingg. Otros los grabamos en Radio Rumbos, se acuerdan de Noti Rumbos que los locutores utilizaban una marimba cuando comenzaban con una noticia importante. Quiero recordarles y que no se olvide, que esta estación y sus dueños apoyaron el Golpe de Estado del 92.

Bueno, les mencioné que esta amiga Lucia era rusa? A veces las cosas no son lo que parecen. De muchacho tenía dificultades con la matemática y mi mamá me mandaba hacer ejercicios con el padre de Lucia, persona muy callada, gris y sobre todo  mayor que mis padres. Nos sentábamos en un minúsculo comedor con mi cuaderno cuadriculado marca “Moderno” que costaba un real.

Una cosa curiosa, cuando  la mamá o Lucia nos interrumpían, el viejo sacaba un pañuelo sucio, que contenía un salchichón o como dicen los Europeos una “calbaza”, cortaba un pedazo de ese chorizo con una navaja que sacaba del otro bolsillo, se metía un pequeño pedazo en su boca y murmuraba en Ruso un término que sonaba como “zhid”.

Cuando este anciano maldecía con esta palabra “Zhid”, sus ojos se volvían más azules, de repente el sol se ocultaba, Lucia y su mamá desaparecían, te entraba un escalofrió y por alguna razón la mosca que te fastidiaba salía por el balcón.

Muchas veces le pregunte a mi madre que significaba esta palabra, pero ella se iba por las ramas. Más tarde averigüé que Zhid es un término  que se usa en forma despectiva hacia los judíos en Rusia.

En fin, cuando muere este viejo (el padre de Lucia), nos enteramos, que él tenía algo que ver con  campos de concentración o con las fábricas que utilizaban mano de obra judía en Ucrania y es allí donde vio a Galia,  la madre de Lucia, se enamoró y la salvó. 

Después de la muerte del viejo Ricos, nos visitaron las dos mujeres, con una estrella de David en el pecho, hablando yiddish. Ya no eran rusas, ni venezolanas, solo judías.

No quiero imaginarme la vida de la madre primero en Ucrania y luego con la hija en Venezuela con este individuo. Nunca entendí, ni tampoco sabré la verdad de esta relación, amor y odio, de miedo total o simplemente de gratitud por haberla salvado.

Finalmente Lucia se fue a Israel a comprar “marido” pero ese es otro cuento.

Por eso a veces las cosas no son lo que parecen y quería terminar este cuento con una canción que traduciendo una de las estrofas dice:

“Levántate por la mañana

esclavizado por el pan, señor.

de modo que cada boca se pueda alimentar

Pobre de mí, el Israelita”.

Sí, mis amigos, la famosa canción The Israelites que me agarró de sorpresa a principios de los 70, con ese lamento y ritmo que no llegaba a entender. Me costó comprender ese golpe pegajoso y esa armonía.

Pensé que los cantantes de esa canción eran blancos, de hecho estuve seguro que el tema era político…por lo de “Israelitas”, y recién ahora me di cuenta que la canción fue compuesta y ejecutada por un humilde cristiano: Desmond Dekker, un  negro de Jamaica hizo esta oda a la pobreza de su propia vida comparándola con el éxodo hebreo del Viejo Testamento. Definitivamente en 1970 estábamos escuchando algo que tendría mucho impacto en las próximas décadas…”El Reggae”.

Saludos Yurassicos

YUra

Desmond Dekker – The Israelites

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

YUra

Nota para A.Siblesz: Alberto, revisando la historia de la Radio en Venezuela me encontré con el nombre Gerardo Siblesz, pionero de la Radio y fundador de la Radiodifusora Venezuela. Alguna relación?

PS: Revisado por mi dulce y adorada Alemancita.

Los Israelitas. Yurassiclas 30 de Julio 2010.

Share
This entry was posted in Historias, cuentos, Musica, Venezuela and tagged . Bookmark the permalink.

3 Responses to Los Israelitas

  1. Ada says:

    Reveladora historia, conocí a Lucia y su madre en una etapa posterior a la muerte de su padre, las quise mucho de niña y su hija fue una amiga entrañable de mi infancia. Perdí su rastro cuando se mudaron a N. Y. Gracias por compartir esta historia y revivirlas en mi memoria.

    • YUra says:

      Hola Ada

      Gracias por tú e-mail y sobre todo por leer uno de mis primeros cuentos, me siento muy honrado.
      Conocí a Lucia a muy temprana edad. Los padres de ella nos alquilaron un pequeño apartamento en la Carlota exactamente en frente de unos terrenos baldíos en donde años después se construyó La Casona, luego fuimos vecinos de ellos en los Palos Grandes.
      Efectivamente, como lo mencionas, se mudaron a la zona de New York o New Jersey, yo también le perdí la pista.
      Tengo varias historias de Lucia que las escribiré un día pero hay una muy cómica y simpática de algo que pasó en 1980. Un amigo que hoy es un conocido escritor me dijo: “el inicio de un cuento puede ser por cualquier detalle o recuerdo que aseguran el origen, pero no el cuento”.
      Por cierto, Ada, como encontraste mi humilde Blog?
      Un cordial saludo
      Jorge (YUra)

  2. Ada says:

    De un video en youtube de Perucho Conde “La cotorra criolla” hasta llegar a tu blog, hubo seis pasos de conexión. Una cosa llevo a la otra mientras revivían los recuerdos. Pero al toparme con tu blog, lo he encontrado sumamente divertido, familiar y encantadoramente melómano!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Protected by WP Anti Spam